Hace no mucho tiempo.....
Allá después del verano del año 2010 y después de haber hecho la calcenada en btt, pasó por mi cabeza el realizar la calcenada corriendo, al principio podía parecer una locura pero después de haber hecho bastantes medias maratones, dos maratones y tener unos cuantos km acumulados en las piernas me plantee el porqué no intentarlo.

Llegó el día 1 de enero, y tras una tirada por los montes de santa fe junto con Mexican y Tony y en un raro almuerzo (ya que sólo fueron unos cafés) dimos el primer paso firme a la locura del 2011. Ellos al principio me comentaron que mejor serian sólo los 40km ya que igual no estábamos preparados para los 104, pero yo les dije, para 40km que más da 104, si terminamos bien y sino no perdemos nada ¿no?.... Conclusión que al final nos quedamos convencidos más o menos los tres.

Después vendrían carreras como los 10k del roscón, la carrera del ebro, la media de zaragoza... y como no estás promocionaban la prueba. Por el camino aparecieron Marcos y Pablo.

Primero marcos aficionado al btt y al running, mucha juventud y muchas ganas. Aún me acuerdo la primera vez que coincidí con él en una trasnmonegrina con la btt... vaya arreón se tuvo de dar para alcanzarme y saludarme. Él tenía planeado hacer la calceanada andando y al final cambió de opinión y se apuntó a la locura.

Y Pablo apareció allá por abril... buscaba información sobre la calcenada corriendo y nos encontró en el foro.  Al principio yo pensaba... por los tiempos a los que entrena este tío nos revienta en el primer entreno jejejeje!!! que va muy fuerte. Casualidad de la vida que hicimos los 10k del roscón a la par sin conocernos y al final el destino nos llevó a la calcenada.

Bueno que al final nos animamos 5, tony, mexican, marcos,pablo y servidor. Estuvo a punto de venir también paski con el que estuvimos haciendo entrenos pero al final las circunstancias no lo hicieron posible.

Luego vendrían largos y duros entrenos subiendo las horas y los kms de entreno. Vendrian lesiones, dias mejores, dias peores, salvajas en bici, deserticas extremas, ...

Y llegó el viernes 5 de agosto, había que organizar la mochila; bueno unas cuantas, la que llevaría encima, la mochila del km 20 y 60, y la del 40 y 80 después de una mañana larga conseguí decidir que meter en cada una. Llegaron las 16,00 de la tarde, habíamos quedado al principio sólo Mexican, Tony y yo en la gasolinera de los enlaces, pero al final también coincidimos con Marcos y Pablo.
Nos pusimos rumbo a calcena y primera incidencia, un atasco monumental dirección a dónde íbamos. Más o menos nos hizo perder unos 20 minutos y Sr. Mexican ya estaba nerviosito de no poder ver la salida de los andarines. Al final llegamos un poco justos pero por lo menos llegamos a verla.
Recogimos el dorsal y nos empezamos a poner guapos... También coincidimos con sr. Lapierre que el tomaría la salida al día siguiente en btt.
Merendamos-cenamos, empezamos a estirar y hacer las fotos de rigor.
Y el presidente del club tuvo que hablar para toda la multitud allí congregada
A las 21,00 en punto salida.
Empezaba la fiesta, los primeros km sobre el asfalto creo que bastante fuertes de ritmo, mis primeras sensaciones sin correr apenas en 10 días eran buenas. Sobre el km 6,5 en el desvío de purujosa vendría el primer avituallamiento, creo que sólo paramos a pillar algo Pablo y yo, los demás seguían hacia adelante, al poco rato ya habría que enceder las luces,  juntos iríamos subiendo hasta el tablao unos un poco más adelante que otros pero tienendo referencias en todo momento, por el camino nos encontraríamos con un alemán que estaba haciendo también la calcenada, sin mochila y no sé ni si llevaba luz.
Llegaríamos al km 12,5 al avituallamiento del alto del tablao 1373 metros un par de señores estaban en el avituallamiento, recuperamos fuerzas y bajaríamos en descenso hasta borobia, yo me quedaría con marcos bajando tranquilo  y los demás bajarían más rápido, por el camino nos juntamos con tres chicos de Madrid, camiseta rosa si no me equivoco, también llamativa uno de ellos con raíces Zaragozanas y seguidor del Real Zaragoza al 100% jejeje!!!.  
Después de la bajada llegaríamos a borobia, veríamos de nuevo luces a la entrada del pueblo y un hombre con un perro en la oscuridad viendo pasar a los corredores, y veríamos de nuevo humanidad, nada más entrar donde el avituallamiento dije coño! Si yo aquí he estado, jajaja!! en los carnavales de borobia hace unos años. Estábamos ya en el km 20 a 1120 metros, habíamos bajado bastante. En el avituallamiento bocadillo de jamón, líquido y algún fruto seco.
Hablo con Patricia por teléfono y empezamos a abandonar el pueblo en dirección hacia Cuevas de Ágreda, al abandonar Borobia nos encontraríamos a un corredor que se había perdido por cerca del tablao en un grupo del 10 personas ya que habían seguido un coche de protección civil, posteriormente pasaríamos primero por el avituallamiento del km 25 y después por el del km 30, en uno de ellos había fiesta nocturna con la música a tope jejjejeje!!! Al año que viene me apunto de voluntarioR30;. Me ofrecían hasta una botellica de ron jajaja!!

Llegaríamos a cuevas de agreda, sin ningún incidente para afrontar la dura pero bonita subida al canto hincado; esas de platico pequeño con la btt y de las que vas chinachana cuando vas a pie, lo único que de noche poco paisaje se ve.  Aún seguíamos todos juntos y las horas ya pasaban las horas y pensábamos el que se hiciera de día aun quedaban unas horas pero ya teníamos ganas de ver la luz del sol. Coronamos el alto del hincado y empezamos la bajada, a mi esta bajada es la que me destrozo de nuevo los pies.  Nos encontraríamos primero un avituallamiento y luego seguiríamos en subida hasta el del refugio de Aldehuela donde teníamos la mochila.

Km 45, allí nos alimentamos de nuevo con un caldo y un bocadillo de jamón, vaya marcha tenían los voluntarios que estaban allí, con los ACDC sonando y las latas de cerveza en la mano; estos igual terminaron piojos perdidos. Jejeje!!
Luego empezaría la bajada que me destrozaría por completo los pies, ya empezaban a doler hasta los brazos de tantas horas moviéndolos de arriba abajo y los dolores musculares aparecían en los muslos y el culo, cansancio más o menos había pero no era exagerado, había tomado 3 geles y 4 barritas durante toda la marcha junto con lo picado en los avituallamientos. 
Pasariamos por Lituénigo, sin confundirnos antes de camino y hacer unos metros extras cuesta arriba.... ahiiiii los que iban delante se habian confundido en las indicaciones a la entrada del pueblo.

La temperatura era muy buena no hacía falta cortavientos ni manga larga, ya pasaban las horas y quedaba poco para  litago, varias veces nos pasó la ambulancia y el coche de protección civil, había andarines ya muy tocados. Esta ultima parte muy detrás del grupo con marcos y tony a lo lejos, ya que bajando las piernas ya no me respondían bien. Ya se veía casi salir el sol y lo lejos se apreciaba litago.

Llegamos a litago serian las 6 y pico, el tiempo realizado hasta allí no era nada malo, al revés mejor de lo esperado, allí desayunamos y fue donde me empezé a sentir mal.

Primero mucho frio en el cuerpo, me tuve que abrigar y después cuando nos pusimos en marcha me di cuenta que lo de correr ya iba a ser imposible para mi, ya empezaba a cojear y los dolores musculares de las piernas no me dejaban pillar ritmo, había tomado ibuprofeno pero no fue suficiente. Así que los últimos casi 40km veía que los tendría que hacer andando, fuera como fuera tenía que llegar.
Al principio nos quedamos tony, marcos y yo retrasados y mexican y pablo avanzaban por delante. Al final marcos decidió intentar separanos de nosotros y avanzar poco a poco.
Al rato nos llamo mexican a ver cómo íbamos, ellos habían pasado el avituallamiento de la central, nosotros todavía estábamos un poco lejos y veíamos como empezaban a adelantarnos la gente que había salido desde litago corriendo los 40 km.
Y así seguiríamos, tony acompañándome para no dejarme solo durante toda la marcha y yo poco a poco aguantando el dolor. Vendría la cuesta de talamantes, empezaríamos a ver a la gente en bici que máquinas los primeros, luego talamantes,  luego la tonda, la bajada de la tonda que se hizo dura, nos encontraríamos por el camino con Ivan de zgzbtt, con sr. la Pierre y con angel de bttzaragoza.
Al rato nos llamaría mexican para comentarnos que ya habían llegado los tres a meta,  el grifo de cerveza que bien vino y la parte final de asfalto hasta calcena que se me hizo larguísima, curva, curva, curva, larguisimo. Mi ritmo en esta parte final era lentísimo, me adelantaban hasta los caracoles, pero los pies no me daban para más. El cansancio no era extremo pero el dolor en el pie se había incrementado.
Al final casi 20 horas de esfuerzo pero llegamos a meta que era lo que queríamos. El reto se consiguió, llegamos los 5.
Sé que igual lo mejor hubiera sido no participar sabiendo como llevaba el pie, pero vi que tenía posibilidades de terminar, y así fue, aunque me tuve que meter 40km andando.  
Me hubiera gustado llegar al 100% pero la lesión me dejó muy por debajo.

¿Y ahora qué?