Carrera de montaña Mas de las Matas

Autor: 
JORDI
Fecha Cronica: 
20/05/2016
Disciplina: 
Carreras de Montaña

Vaya por delante que esta vez sí que salí a por podium. Medio en serio, medio en broma, me había propuesto intentarlo. En la botifarunner me quedé con la mosca detrás de la oreja pensando en que si hubiera salido a por podium, quizás lo habría conseguido. Me di cuenta en la meta.  Allí quedé quinto de mi categoría. Esta vez el planteamiento fue distinto, y el resultado... también. Aquí va la crónica de la III Carrera por montaña de Mas de las Matas.

Una vez más fue Quique quien me lió. Quique no duerme bien, y en lugar de ver teletienda, como hacemos el resto de los mortales cuando tenemos insomnio, navega por internet buscando zapatillas de oferta y carreras. Y las encuentra.

- Yayo-Jordi,  en dos domingos hay una carrera buenísima en Mas de las Matas. 18Km, 1350 de desnivel y se come muy bien. Todo por 10 euros. ¿te apuntas?
- no lo se, tenía intención de subir al Pirineo. Ya te diré. ¿Dónde está eso?
- hora y media de Zaragoza, en Teruel. A mediodía en casa. Tony se apunta. Piénsatelo...
- ya te diré...

El jueves recibí un whatsapp que me decía "estoy a punto de pagar. ¿te inscribo?" Después de reflexionar durante unos larguísimos 30 segundos (en plena reunión de trabajo) contesté con un "ok".

Luego, por la noche y en casa, estuve viendo las características de la carrera. No eran 1350 metros de desnivel, sino 675 positivos y otros tantos negativos. 18 Km. Carrera rápida... Además, el año anterior participaron unos 35 corredores, y pocos "veteranos B", mi actual categoría, la de señores maduros de más de 45 años.  Mmmm.... ¿y si esta vez salía a por podium?

El domingo a las 7:30 a.m. salimos de Zaragoza tres de los yayo-runners del club. A las 9:30 recogimos el dorsal en el camping de Mas de las Matas y nos situamos en la linea de salida. Este año había más gente, unos 60 o 70 contando la carrera larga (18) y la corta (11). De estos, no sabía cuantos iban a la larga, y de estos no sabía cuantos eran de mi categoría. Seguí con mi idea de salir "a darlo todo". Después de unas breves indicaciones del speaker, éste dio la salida. Go!

Salí más rápido de lo que suelo salir. En el primer kilómetro el grupo de cabeza se distanció y vi claramente que no lo podía seguir. En las primeras cuestas serias adelante a algunos corredores y me fui. Me quedé con un grupo de cuatro. Forcé un poco más y me fui de dos de ellos. El tercero se me enganchó detrás y ahí lo tuve durante los siguientes kilómetros. Si yo corría, el detrás. Si yo andaba, el andaba. Si en una bajada me lanzaba, el también. Una lapa, vamos. En el primer avituallamiento nos paramos, bebimos y nos alcanzó otro corredor. En ese momento dije "adios!" y me fui. La lapa se me enganchó inmediatamente. Estaba claro que no me quería dejar. Estuvimos hablando y compartiendo los siguientes kilómetros, más o menos hasta el diez o doce, punto en el que nos alcanzaron dos corredores. Me pasaron y no los puede seguir. Se me situaron a unos 50 metros, y pese a esforzarme fui incapaz de alcanzarlos. ¡Bajaban como balas! Imposible cogerles. En el último avituallamiento se pararon unos segundos, suficiente para cogerlos y casi sin tiempo para beber reemprendimos la marcha, esta vez juntos. Estaba claro que estaba disputando una carrera. Por primera vez en mi vida no iba a terminarla. No estaba en el grupo de los que compiten contra su propia marca, sino en el grupo de los que compiten entre si. Uno de los cuatro se paró y nos dijo que no seguía el ritmo. Los otros dos tiraron y yo detrás. Llegamos a los tres últimos km, que transcurrían en una pista ancha, e íbamos los tres  con una separación de unos 50-100 metros. Yo el tercero. Pensé que estaba dándolo todo, pero que ni así los podría alcanzar. Ellos también estaban dándolo todo. Y por lo que parecía, eran un pelín mejores. Estábamos corriendo a 4:20 el km. Y en ese momento pensé "Si el que llevo delante, que es el "lapa" que ha estado media carrera a rebufo mío, me gana y me quita el podium, me joderá un montón". Estuve por gritarle "¿de qué categoría eres?" para ver si valía la pena esforzarme o si ya estaba bien como estábamos. Detrás no llevaba nadie. Pero me dio vergüenza preguntar eso. Y volví a pensar "Si quiero pasarle, tendré que sufrir. Nada es gratis". Apreté, vi que le ganaba terreno, le pasé, y aun no pudiendo más, le dije "venga, que queda poco!" como si fuera fresco como una rosa. Y apreté más para sacarle la distancia suficiente como para que se pensara que yo todavía iba entero, y que no intentara cogerme. Y la táctica funcionó. Cuando me di la vuelta vi que le sacaba unos 100 metros y que no intentó alcanzarme. Con el que llevaba delante ni lo intenté. Ya no podía.

Entré en meta en 1:46:26 y con la satisfacción de haber disfrutado como hacía tiempo que no lo hacía. Mi perseguidor entró 35 segundos después. Y no, no era "veterano B". Estuvimos comentando la carrera y coincidimos en que había sido un bonito duelo, pero duro.

No tenía ni idea de  la posición en la que había entrado. Mientras iban llegando el resto de corredores lo anunciaron por megafonía: tercero de mi categoría. El esfuerzo había valido la pena.

Ducha, comilona y entrega de trofeos. Aquí tenéis unas fotos de la jornada.











Añade un comentario a la crónica

Otras crónicas que te pueden interesar

XX Ultra-trail Hiru Haundiak
TMT
Gran Trail de Peñalara
Trail Aneto (2 caras)
Valle de Tena: y las piernas dijeron que no
Monte Perdido Xtrem. Tour Glaciar
Ultra Trail de Guara-Somontano 2014
GTTAP 2019, y mi primer abandono voluntario
RESUMEN DEPORTIVO 2017