Media maratón de Lleida: crónica

Autor: 
JORDI
Fecha Cronica: 
16/11/2015
Disciplina: 
Atletismo

Vaya por delante que el día de antes le estaba contando a mi padre que nunca bajaría de 3:14 en maratón ni de 1:32 en la media. Que eso requería un tipo de entrenamiento que ahora mismo ya no me apetecía hacer. Que el esfuerzo de las series y las cuestas no compensaba, y que mi cabeza había aceptado que los tiempos en los que me muevo últimamente ya están bien. Pues me como mis palabras: 1:30 en la media de Lleida!

Me apunté el lunes. La quería correr porque Lleida es la ciudad en la que nací y pasé mi juventud. Me hacía ilusión participar en una carrera allí, y pensé que la tirada larga de la semana la podía hacer aprovechando que se celebraba la media maratón. Sin ninguna pretensión de tiempo, sólo a correr y disfrutarla.

Y así el domingo a las 10 de la mañana, con un tiempo fresco y el cielo gris me planté como único representante de Andandaeh en la linea de salida. Unos 950 corredores para la media y otros 600 para la 5K, todos tomando la salida a la vez. 3...2...1... Go!

Salgo a un ritmo cómodo, aunque  algo rápido para mi estado de forma. La calle tiene una ligera pendiente hacia abajo, y el ritmo como siempre y en cualquier carrera, es alto al principio. Los dos primeros km los corro a 4:11 y 4:15. Estoy detrás de la liebre de 1:30 y se que ese no es mi sitio. Efectivamente durante los siguientes kilómetros se me va. Es lo lógico, ya que mi previsión es de correr en 1:35 - 1:40. Voy bien, disfruto, me estoy divirtiendo. La liebre de 1:30 ya se ha alejado y supongo que en algún momento me alcanzará la de 1:35. Yo a mi ritmo.

En el km 8 veo que me acerco otra vez a la liebre de 1:30 y en el 9 la alcanzo y supero. Paso el 10 en 42:10. Calculo que a este ritmo termino la carrera en 1:29. Aunque siendo realista y por experiencia, se que los últimos cuatro o cinco kilómetros se me harán duros y bajaré el ritmo, con lo que posiblemente me iré un par o tres de minutos por encima de la hora y media. Incluso así, ¡vaya alegría! Yo que pensaba terminar en bastante más...

Sigo. En el kilómetro 11 hay un grupo de batuka tocando, y en ese grupo está una amiga mía, de la época del instituto, a la que hace casi treinta años que no veo.  Organizando un encuentro de ex-alumnos me comentó que tocaba en este tipo de eventos, y me dijo que estaría allí. Independientemente de que vaya en tiempo para realizar mi mejor marca, no puedo evitar pararme quince segundos para saludarla, darle un abrazo y seguir corriendo. ¡Que ilusión me ha hecho verla!

Sigo. Paso por el 15 en algo más de 1:03. Muy mal se me debería dar la cosa para no bajar de 1:35, y ya que estamos me centro en no bajar el ritmo. Se que los dos últimos kilómetros son con algo de subida, y aprieto un poco para llegar con el mayor colchón posible. Los dos últimos los corro en 4:30 y 4:09. Paro el crono en 1:30:00. Mejor marca personal. A-L-U-C-I-N-O-!

Había ido en plan "hacer tirada larga sin sufrir", y aunque sufriendo un poco los últimos kilómetros, he hecho mi mejor marca. He disfrutado mucho. El recorrido me ha gustado. Pese a haber poca gente animando (salvo en la salida y en la meta) no se me ha hecho nada pesado. Una gran media. Un gran domingo.

Añade un comentario a la crónica

Otras crónicas que te pueden interesar

Maratón de Bilbao
Maraton de Valencia 2015.
IV 10K CARIÑENA
I 10Kantalobos
Mis primeras carreras cortas
Mi primera maratón (3 años después)
X Maratón de Zaragoza
XV JORGEADA
Próxima estación: Sevilla