XIII OLIVERA EXTREM

Autor: 
TRICAS
Fecha Cronica: 
11/06/2018
Disciplina: 
Carreras de Montaña

Fiel a mi cita con el turno de noches, me tocaba buscar una carrera con la que rematar la larga jornada nocturna del sábado. Tenía 2 opciones que podía compaginar: "Sanitas Marca Running" o "XIII Olivera Extrem". Las distancias eran parecidas por lo que había que desnivelar la balanza de alguna manera. La decisión fue fácil. Si tengo que elegir entre carreras organizadas por empresas o por pueblos, sin duda me quedo con las segundas. El trato, ambiente y cariño con el que lo hacen no tiene comparación.

La competición se celebraba a las 10 de la mañana en Belchite, a 40 minutos de Zaragoza. Me puse el traje de faena. Aún me dio tiempo a tumbarme 20 minutos sobre la cama, en postura un tanto vampiresca y con el miedo de verme envuelto por el sueño de Morfeo pero por suerte sonó el despertador y lo oí. Como si de un autómata se tratara, fui directo al coche rumbo a la localidad zaragozana.

La mañana estaba nublada pero no llovía. Todo el agua debió caer el día anterior. El recorrido era de 12 kilómetros pero debido al aumento del caudal del río Aguas Vivas, la organización tuvo que variar el trazado. Así nos lo hizo saber Jesús Arroyo, organizador de la prueba y magistral maestro de ceremonias. Al final, se quedó en 8,5 kilómetros de ida y vuelta. Ésto solo significaba una cosa: ¡A FUEGO!

La salida se daba desde el interior del pueblo viejo, devastado en la Guerra Civil y por el que sobrevuela un aura especial. Sin artificios ni trucos, la carrera empezó tras la palmada del alcalde, cruzando el portón de la iglesia derruida. Todo muy pintoresco y familiar.


Salida entre ruinas. Fotos de Aragón Atletismo-Pedestrismo
Eramos menos de cien participantes y pocas caras conocidas. Al ser tan poca distancia, me puse delante y me deje llevar por el ritmo de Denis Lorda, del ADA Zuera, que enseguida cogió la cabeza de carrera. Incluso en el primer kilómetro, aprovechando una cuesta por asfalto, marqué yo el ritmo pero fue algo efímero. Denis, corre y...¡Corre mucho! Los 3 primeros kilómetros a 3:40 intentando seguir su estela casi me provocan un cortocircuito. Lo bueno es que habíamos abierto una brecha importante con el resto de participantes. Lo malo, es que tuve todo este trazado un quad de la organización detrás de mi. Lo escuchaba tan cerca que me sentía una gacela huyendo del cazador furtivo esperando a ser abatida en cualquier momento. 

Un poco más adelante, mientras intentaba que el corazón no se me saliera por la boca, llegamos a una zona del río que debíamos cruzar. Después de meter los pies en remojo y despedirme del quad, había dos sendas que poder tomar. ¿A que no sabéis cual elegí? Efectivamente, la errónea. Al oír el grito del voluntario, reculé y volví al camino correcto. 

Aquí se disiparon mis opciones de seguir al primero, si en algún momento las tuve. Ahora tocaba hacer un repecho donde nos estaba esperando Jesús Arroyo. Era justo el tramo donde se había modificado la carrera. Llegué hasta él, tocar chufa y vuelta a casa. Nos tocaba rehacer el camino y volver por donde habíamos venido.


Llegada a meta. Fotos de Aragón Atletismo-Pedestrismo
Me crucé con el tercer clasificado al que llevaba una ventaja considerable por lo que solo me quedaba mantener la distancia. A partir de aquí aguantar, apretar los dientes y no perderme. Me había quedado en tierra de nadie y la señalización brillaba por su ausencia. Tenía que tirar de memoria y recordar la ida pero justo me había ido para poder seguir a Denis. No se si por suerte o intuición, pero no me equivoqué, a diferencia de muchos corredores como me dijeron después.

Llegué a meta exhausto, sin gota de energía pero muy contento por haber acabado en segunda posición y...¡Sin dormir! Debe de ser que al no llevar el lastre de horas dormidas, iba más ligero, sin peso extra en mi motor. Por supuesto, es todo broma, no lo intenten ustedes en su casa, es totalmente NO recomendable. 

Siempre lo digo, los buenos resultados se consiguen si eres capaz de aunar los 4 factores básicos de todo corredor. Los entrenamientos, una buena nutrición, acudir al fisioterapeuta de vez en cuando y el descanso diario. Yo intento llevarlos a cabo lo mejor que puedo pero la tradición de competir en mi turno de noches es algo innegociable. ¿Acaso tu renunciarías a tus tradiciones, por muy peculiares que sean? ¿A que no, verdad?


¡Al rico aceite de oliva! 
Muy contento de subir al podio por primera vez este año, junio debe de ser mi mes fetiche, como ya ocurrió el año pasado en la "Subida a Rodanas" y "Trail Las Vales María de Huerva" . Olivera Extrem, una carrera familiar, incluso demasiado diría yo. Nos quedamos con las ganas de ver el recorrido entero y de sufrir bajo el intenso sol, cualidad por la que recibía el adjetivo de "extrema". Seguimos sumando y ahora a dormir.....

!Va por ti PRIMO! 

Tiempo: 00:33:16
Clasificación general: 2
Participantes: 80

Añade un comentario a la crónica

Otras crónicas que te pueden interesar

Puyada Oturia 2013
Gran Trail Aneto-Posets
Carrera de montaña Mas de las Matas
Salida 30 km Trail Huesa del Común - Anadón - Blesa - Huesa del Común
TMT50 2012
Jorgeada 2014
VII Media maratón de Tudela
Calcenda Corriendo
Crestas del Infierno (19K con 1200m D+) 2016.