Camino de Santiago Corriendo

Fecha Cronica: 
11/07/2018

Izco - Puente la Reina (40,5 km)

En realidad esta etapa estaba concebida de otra manera pero como visteis el día anterior, tuve un pequeño percance con el NO albergue de Izco y tuve que pernoctar en Monreal. De esta manera, hoy el recorrido será de 30 kilómetros.

La noche la paso bastante regular. He dormido en el suelo sobre un colchón ubicado en la cocina y al lado de los baños. Tuve que ser el último en acostarme para no molestar y desde las 5 de la mañana ya había ajetreo de los más madrugadores. Además, no tenía almohada ni nada parecido y me levanté con bastante dolor de cuello. ¿Dolor de cuello? Igual aquí esta el motivo oculto al que hacía referencia el psicólogo que conocí en Artieda. Tendré que investigar.

En cuanto empiezo a barruntar que los primeros peregrinos abandonan el albergue, me paso a una de sus camas por lo menos descansaré bien la última hora. Me levanto el último como es costumbre. Empiezo el ritual de siempre. Aseo, cuidado de pies, me visto y a desayunar lo que me había comprado el día anterior. Acudo a la nevera y.....¡No hay nada! Mis 2 manzanas ya no estaban. O se han escapado y han emprendido ellas mismas el camino o algún poco generoso peregrino se las ha agenciado. Lo que si me dejaron fue la cerveza que me sobró ayer de la cena. Gracias. Opto por no desayunarmela y empezar la etapa en ayunas.

La inmensidad
A parte de este incidente, hoy es un día bastante triste. Ayer por la tarde me comunicaron que mi abuela había fallecido. La pobre llevaba varios años muy enferma y padecía alzheimer. Ya puede descansar en paz. Aunque en la familia estábamos preparados, son noticias que cuesta asimilar. Yaya, estos últimos kilómetros los haremos juntos.

La primera parte de la etapa es bastante exigente. En mi caso, al ir corriendo me parece muy divertida. Me recuerda a cualquier carrera de trail running de media montaña. Un continua sube y baja que no da respiro. Para los que vayáis caminando, ser conscientes de que se os puede hacer un poco largo.

Al cruzar Guerendiain empieza un tramo de bosque que agradecerás muchísimo. Te generará una sombra muy solicitada en esta zona y disfrutarás de su belleza. Siempre los digo en mis experiencias en carrera. Los montes vascos y navarros tienen algo especial. Son imágenes sacadas de cuento. Si te gusta el "postureo" en Instagram, es el escenario ideal.

Disfruta de cada rincón
A los 14 kilómetros llego a Tiebas con la idea clara de desayunar algo. Son muchas horas sin nada en el estomago. Cuando haces deporte de larga duración, la parte nutricional es igual de importante que el entrenamiento para conseguir buenos resultados. No puedes descuidar esta faceta si quieres rendir a un alto nivel. Además, puedes tener un desfallecimiento, sobretodo en días tan calurosos como hoy.

No lo puedo catalogar de sorpresa porque ya tuve esta impresión en mi anterior experiencia por Navarra pero siempre tienes alguna esperanza. Estaba todo cerrado. La vida diaria tarda en arrancar en estas pequeñas localidades. Seguí con mi estomago vacío hasta la siguiente localidad, Muruarte de Reta (17 km), pero el resultado fue el mismo. A la salida me encuentro a varios peregrinos que han decidido desviarse un poco del camino en busca de un café. Parece que no soy el único que tiene un problema alimenticio.

Aunque las indicaciones hacían referencia que el próximo pueblo era Enériz (23 km), enseguida llegarás a Olcoz y ¡BINGO! Serás recibido con un cartel que te animará a descansar y reponer fuerzas. Una maquina de comida y bebida te espera. Donde menos te lo esperas, encuentras la recompensa. Me como unas galletitas y la cerveza del día anterior. Lo se, no es el avituallamiento idóneo pero que me "quiten lo bailao". Me lo merezco.

Pequeños placeres
De aquí al final, resaltar la ermita románica de Santa María de Eunate que te encontrarás en mitad de la nada. Es posible visitarla si tienes algo de tiempo. Sino, enseguida llegarás a tu destino final: Puente la Reina. Decido ir al albergue de los Padres Reparadores en el que ya estuve en otra ocasión. Me ducho, cambio de ropa y pongo punto y final al CAMINO ARAGONÉS. Un recorrido muy bonito en el que disfrutarás de todos sus rincones, pueblos y gentes. No es muy conocido pero merece la pena conocerlo. Si te gusta caminar pero eres de los que evitas las aglomeraciones, éste es tu lugar. Anímate, disfruta y ¡BUEN CAMINO!

DATOS CURIOSOS

Kilómetros recorridos: 174Tiempo empleado: 23 horas 18 minutosZapatillas: Asics Gel Fuji-Pro. Muy cómodas, baratas pero no estoy seguro si serían las idóneas para realizar todo el Camino.Dinero gastado: 115 eurosLugar más bonito: RuestaMejor albergue: ArtiedaPros: Mucho monteContras: Escasez de fuentes en la zona navarra

ETAPA ANTERIOR



Añade un comentario a la crónica