CIRCULAR AL BISAURÍN desde Lizara (28/07/2019)

Fecha Cronica: 
01/08/2019


Participantes: Alfonso, José Sanromán, Quique Toledo y Oscar.Fecha y meteo.: 28/07/2019; niebla, viento y frío al inicio, para pasar a sol y buen tiempo..Duración: 2h.’ 41’ al Bisaurín; 4h. 31’ la ruta total.Desnivel y longitud: 1.281 mts. de desnivel acumulado en 12,01 kms.Dificultad: trepadetas fáciles.

Sólo había subido una vez al Bisaurín, por la normal de la cara sur. Cuando Quique propuso su ascenso desde Lizara, me pareció buena idea repetir, pero propuse realizar una circular, ascendiendo por su cara norte y descendiendo por la sur. Aparcamos en Lizara. Altitud de inicio: 1.507 mts.

Habían pronosticado un día soleado, pero con nubes bajas a primeras horas. Y efectivamente al llegar a Lizara tanto la cima como el Barranco Audelca por donde discurría la subida estaban ocultos por las nubes. Un viento frío y fuerte azotaba el entorno. No cambiamos de planes porque las previsiones eran de que el día sería bueno. 

Iniciamos la marcha por el GR que asciende a Foratón pero al poco siguiendo un cartel nos desviamos a la derecha para dirigimos a Plana Mistresa. El viento frío era molesto, no lo esperábamos. Quique y Alfonso pusieron un ritmo alegre y me costó ponerme a tono. Al llegar a la Plana Mistresa, el viento amainó y el sol estaba ganando la partida a las nubes. El día fue a mejor y pudimos quitarnos cortavientos, aunque luego lo pondríamos de nuevo antes de cima. Dejamos la ruta al este que va al Valle de los Sarrios y tomamos la senda amojonada hacia el oeste que se dirige al Collado de Secús. Hasta aquí la senda había sido muy buena, ahora ya había algún tramo rocoso. Salvamos un nevero sin mucha pendiente por la izquierda. Después, siguiendo algún hito, la ruta del reloj y a algunos montañeros, tuvimos claro donde dejar el ascenso al Collado de Secús y remontar a nuestra izquierda un barranco pedregoso. 

Al principio con alguna trepadilla. Luego simplemente un terreno rocoso bastante empinado. Al llegar a una zona más llana, tiramos a la derecha por la franja herbosa que habíamos visto en fotos. Con las nubes yendo y viniendo, descartamos ir al Fetas. Al llegar al lomo pedregoso, una senda amojonada lleva a la cima, que está algo más lejos de lo que esperábamos, pero a la que se llega enseguida, sin problemas. Altitud: 2.672 mts. Tardamos 2h. 41’.

            Tras almorzar y echar algunas fotos arriba, el sol había triunfado y se estaba bien, iniciamos el descenso.  El primer tramo es pedregoso, empinado. Hay que bajar tranquilo. Luego, antes del collado, ya la hierba gana terreno y se pude ir más deprisa, incluso trotamos un poquillo. Desde el Collado corrimos casi todo el rato hasta abajo, aunque con alguna parada como en la Fonfría. En total, 4h. 33’ de ruta. Posterior cerveza en Lizara y para casa.


Añade un comentario a la crónica