Maratón de Ámsterdam

Autor: 
PABLO_LUK
Fecha Cronica: 
06/11/2011
Disciplina: 
Atletismo
Bueno después de una semanita de vacaciones por Ámsterdam y Paris ya casi no me acuerdo de lo mal que lo pase el domingo pasado durante 36º Maratón de Ámsterdam... 
 
 
La mañana pintaba con unas condiciones perfectas para correr, el tiempo fresquito pero con sol como a mi me gusta, porque el calor me agobia mucho y mas para correr 42 kilómetros, los tranvías llegaban llenos de gente hasta el Olimpic Stadium, miles y miles de personas se arremolinaban en los alrededores y poco a poco entrábamos al estadio los corredores mientras la grada se llenaba también de publico.
A las 9:30 se daba el pistoletazo con el Estadio olímpico lleno de gente, yo estaba en la zona de salida entre 3horas y 3 y media... La estampa para enmarcar la verdad, corrimos unos doscientos metros dentro del estadio olímpico antes de salir al exterior en ese tramo ya notaba algo en la rodilla una extraña sensación que en el kilómetro tres y medio mas o menos se convirtió en dolor.
En el Km. 3 ya sabía que no iba a acabar me quedaban 39 kilómetros, conocía el dolor y sabía que no iba a remitir pero me daba vergüenza pararme tan pronto...las ultimas semanas tuve que ir al fisioterapeuta porque desde que corrí la Calcenada la cara externa de la rodilla me esta dando mucho la lata, es la famosa lesión de la rodilla del corredor, la cintilla iliotibial, en la que comienza un dolor progresivo que cada vez se acentúa más hasta que se hace insoportable y te hace parar.... 
De todas formas como al principio el dolor era muy soportable y iba y venia, seguí corriendo hasta el Km. 10 muy bien, pase con el globo de 3:15´ el ochocientos y pico (de 15000 que empezamos), y sintiéndome muy muy bien tanto de fuerzas, como cansancio. Se podía decir que era uno de esos días "buenos" que salen de vez en cuando en el que vas corriendo y el cuerpo  te pide más...
 
A partir de ahí la pierna me empezó a doler ya mucho, entre el km 10 y el 20 me tuve que parar dos veces a sentarme en el suelo a masajearme la pierna con lo que perdí el globo, el ritmo, la motivación y las ganas...
En el km 22 ya iba andando un rato y corriendo otro, y en el 30 me salí del recorrido a un puesto de la cruz roja, al tipo de la cruz roja que debía ser el único tío en toda Holanda que no sabia inglés, le pedí un mapa de  la maratón para volver a meta acortando sin tener que recorrer los 12 km que me quedaban...el tío debió entender otra cosa, jejeje  porque me saco una manta de esas de plástico dorado, me echo un spray en la rodilla, y me sentó en una silla.
Cuando estaba ya resignado de que me tocaría andar los 12 km con lo que me dolía la rodilla, y ya había llamado a mi novia para contarle la odisea apareció un tío en una furgoneta y se ofreció a llevarme, como tenía cara de bonachón y no parecía muy fuerte me monté jajajaja y me llevo hasta la META!!! Que gran hombre!!!
 
 
Así termino la maratón y la última carrera del año, ahora a intentar recuperarse de los dolores y para al año que viene volver con fuerzas.
Añade un comentario a la crónica

Otras crónicas que te pueden interesar

Maratón de Sevilla
Maratón de Madrid: crónica
V Maratón de Tarragona
Filipides me puso en mi sitio: Maratón de Zaragoza 2015
XI CaixaBank 10k Zaragoza
Crónica Maratón de Zaragoza 2014
MARATÓN LA INVERNAL DE MOTORLAND, ida de olla
I Media Maratón de Logroño
IX La Caixa 10K Zaragoza